Solo 32 clínicas en Colombia tienen acreditación en prestación de servicio

 
-  Más de mil clínicas en Colombia no cumplen con las certificaciones como prestadoras de un buen servicio.
-  El 97.4 % de los centros de atención de salud no cumplen con los requisitos mínimos de estándares de calidad para prestar un buen servicio a una persona.


Humanos tratando humanos de eso se trata la salud. Pero en Colombia, a pesar de que existen los métodos, educación y las leyes que protegen a los clientes del sector de la salud, la realidad siempre está en negativo.
 
De acuerdo con el decreto 1011 de 2006 la Calidad de atención en el sector salud está protegida, está siempre vigilada y debe cumplir con mínimos parámetros para funcionar, pero de las 1.044 clínicas y hospitales que existen en el país, solo 32 están certificadas. 
 
Cuando se habla de certificarse, explican los expertos de Service Quality Institute líderes en cultura de servicio al cliente en  Colombia, es ir más allá de un documento que acredite la entidad como excelente en su servicio, es en realidad tener la educación y la cultura que humaniza a quienes están del otro lado del teléfono  del cliente.
 
Cabe resaltar que la base de un buen servicio en las instituciones de salud, comienza por la formación de los profesionales integrales que despierten el sentido de humanización. Este es el punto de partida para que el paciente pueda sentirse satisfecho con el servicio que se le presta. Afirma Ernesto Cabrera experto en cultura de servicio al cliente en Colombia.
 
Que solo 32 clínicas estén acreditadas significa que el 97.4 por ciento de los centros de atención que prestan un servicio de salud no cumplen con los requisitos mínimos de estándares de calidad para brindar un buen servicio de manera permanente a todos los usuarios del sistema de salud, asegura Ernesto Cabrera Presidente de SQI Colombia líderes en cultura de servicio al cliente en Colombia.
 
Esto quiere decir que solo el 2.6 por ciento tienen buena imagen y credibilidad ante los usuarios como lo exige la ley. Solo estos son los que continuamente están trabajando en el mejoramiento de los procesos que velan por la vida, la salud, y la seguridad de los pacientes.
 
Son muy pocos los que alcanzan a lograr una certificación adecuada y un trato humano especial que les permita exportar sus servicios, lo cual de darse sería muy conveniente pues Colombia es uno de los países en América Latina con más clínicas de buen nombre en el mundo.
 
Cabrera afirma que son muchas las instituciones de salud que no se preocupan por mantener los logros que obtienen con las acreditaciones a pesar de que en Colombia existen diferentes entidades que pueden ayudar a cultivar y educar a los miembros de una organización para orientarla hacia el proceso de un mejoramiento continuo en calidad humana.
 
No en vano, solo el año pasado la SúperSalud recibió 356.763 peticiones, quejas y reclamos alrededor del sistema de salud, de las cuales 23.387 están relacionadas con la multiafiliación, las desafiliaciones equivocadas y los traslados de afiliados; más de 21 mil es por la falta de oportunidad en las citas, y 16.479 se quejan por la deficiencia en la calidad de la prestación del servicio.
 
Por esto es que a pesar de que la salud es uno de los primeros temas en las agendas políticas también es un problema que sigue creciendo en vez de mejorar, pues no solo hacen falta políticas y vigilancia sino mayor educación y aporte por parte de las mismas instituciones. De nada sirve una ley que regule si no se conocen los parámetros mínimos de calidad en el servicio al cliente que humanizan y culturizan a la organización
 
Cabe recordar que de acuerdo con el decreto 1011 de 2006 establece la Calidad de la Atención en Salud como "la provisión de servicios de salud a los usuarios individuales y colectivos de manera accesible y equitativa, (…) debe cumplir con las siguientes características: Accesibilidad, Oportunidad, Seguridad, Pertinencia y Continuidad.